27 abril | Bernarda Alba. Ahora van a saber lo que es una mujer

La Compañía de Teatro Juana La Loca presenta el próximo 20 de abril a las 21h en el Teatro Principal de Puerto Real su nuevo montaje “Bernarda Alba. Ahora van a saber lo que es una mujer”.

30709825_2322295187997072_9072377686529082527_n

Con este título, tan sugerente, la compañía adapta el texto de Lorca en un paseo entre la tragedia y la comedia que recorre las motivaciones, los sufrimientos y la lucha interior del personaje del autor granadino

“La casa de Bernarda Alba” es una obra teatral en tres actos del autor Federico García Lorca escrita en 1936.​

Tras la muerte de su segundo marido, Bernarda impone a sus cinco hijas como luto una larga y rigurosa reclusión, el cual dará lugar a un serio conflicto que indudablemente desencadenará la tragedia. Angustias asume la responsabilidad de ser el peso del ejemplo, mientras el resto decide guardarle envidia por el aventajamiento. La pasión expresa por un hombre desata toda penuria abarcable en el interior de una mujer… “Bernarda se cree que nadie puede con ella, y no sabe la fuerza que tiene un hombre entre mujeres solas”.

Lujurias, traiciones, reglas, deseos, restricciones… Se trata de la exageración de una costumbre real y pasada, presente y futura, de una tradición llevada a los extremos por no ser cortada a tiempo. Por ello, ese exceso sitúa la obra en el plano de lo legendario, de lo simbólico, del mito.

De este modo los conflictos, las fuerzas y las pasiones se engrandecen, de aquí nuestro punto de partida. Prescindimos pues de la existencia física de las hijas para alimentar la función de los personajes principales, Bernarda, Poncia y María Josefa, destacando así la veracidad de los conflictos auténticos por parte del otro lado, el lado firme y autoritario, Bernarda Alba. Porque queremos contar aquello que nadie ve, pero todos sienten. Que las hijas cautivas de este mísero luto no aparezcan, pero sean mencionadas y en torno a ellas siga existiendo la trama, hace más atractiva nuestra propuesta. Nos obliga a explorar en los límites, a exprimir nuestro intelecto como benefactores del arte, a recrearnos en una imaginación y realidad paralelas, a inventar un juicio crítico sobre lo que pudo ser, pero no fue.

En su origen natural, “La Casa de Bernarda Alba”, fue además el último drama escrito por Lorca, pero nunca llegó a verlo representado, aunque él jamás se cansó de darle vida, de poner sus palabras en pie de guerra, reflejando la miseria más austera de un pueblo encerrado en el trauma. Federico leía su obra a todos sus amigos dos o tres veces cada día. Cada uno de los que llegaba y rogaba les leyese el nuevo drama escuchaba de sus labios un mejor acento superado por el mejor trágico. Hoy es un clásico indiscutible y todavía impactante, todo un fresco de lo que en algún momento demasiado largo ha sido el país en que nació, y en parte, en el que seguimos, con claros restos que martillean la memoria colectiva.

Su obsesión por reflejar la tragedia, la muerte y el lenguaje rural con un tratamiento poético, la convierte en insólita y cercana. Ese fue el aliento que le llevó a marcar época, algo que desesperadamente el propio Lorca explicaba así el mismo año en 1936:

“Tengo un concepto del teatro en cierta forma personal y resistente. El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana, y con ello, habla y grita, llora y se desespera. El teatro necesita que los personajes que aparezcan en la escena lleven un traje de poesía y al mismo tiempo que se les vean los huesos, la sangre. Han de ser tan humanos, tan horrorosamente trágicos y ligados a la vida y al día con una fuerza tal, que muestren sus intenciones, sus traiciones, que se precien sus olores y que salga a los labios toda la valentía de sus palabras llenas de amor y de ascos”.

Os invitamos a descubrir a Bernarda el próximo viernes 27 de mayo en el Teatro Principal de Puerto Real.