3 de octubre | Tótem Ensemble en concierto

Tótem Ensemble es un quinteto de cuerda formado por cuatro miembros de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla: Vladimir Dmitrienco y Luis Miguel Díaz (violines), Jerome Ireland (viola), Nona Natvlishvilij (cello) y Francisco Lobo (contrabajo), profesor del Real Conservatorio Profesional de Música “Manuel de Falla” de Cádiz.

unnamed

Se trata de una formación camerística con más de una década de existencia. Estamos delante de uno de los grupos con mayor estabilidad y calidad de la geografía andaluza, sus críticas así lo demuestran. Sin lugar a dudas son una referencia en la vida cultural en nuestra región.

El éxito en sus conciertos les llega por la singularidad que poseen programando. A lo largo de su dilatada existencia se han caracterizado por ofrecer programas cargados de originalidad, bien mediante programas diseñados con obras con un nexo en común, bien a través de programas formados por obras arregladas por los miembros del propio quinteto.

El valor que los hace únicos se produce por tres factores: Por un lado los programas en sí, por otro la calidad de los arreglos y por último la versatilidad de su repertorio.

El Cd que presentan es una buena muestra de ello, en él nos encontramos desde tangos y bandas sonoras de películas, a temas de pop y rock, pasando por composiciones originales para quinteto con una marcada influencia del bluegrass; así como, temas de jazz y bossa novas.

del 18 al 27 de septiembre | Exposición de fotografías de Pedro Luis Raota

Del 18 al 27 de septiembre, en el Centro Cultural Iglesia San José, tendrá lugar la exposición de fotografías  de Pedro Luis Raota, organizada por el Club Fotográfico 76 Juan Rivera de Puerto Real.

En horario de 18.00 a 20.00 horas de lunes a viernes y de 11.00 a 14.00 horas los fines de semana, todo aquel interesado tiene la oportunidad de conocer de cerca la obra del maestro fotográfico.

El autor

Pedro Luís Raota nació el 26 de Abril de 1934 en la Provincia de El Chaco (Argentina). Soñaba desde niño con descubrir otros caminos más creativos que los de sus progenitores. Así, marcha a la ciudad de Santa Fe de la Veracruz que fue la primera parada en su largo viaje. En ese lugar adquiere las primeras nociones de fotografía y su destino queda sellado cuando decide vender su bicicleta para adquirir una cámara fotográfica para ganarse la vida haciendo fotos de carné.

Su segunda parada es en la ciudad de Villaguay (Entre Ríos) donde hace el servicio militar. En sus ratos libres sigue al fotógrafo de la compañía ayudándolo y aprendiendo de él para después de un año de servicio, quedarse en esa ciudad. En estos momentos cambia su proyecto de estudiar Derecho por la Fotografía y ayudado por Quique Fabrá abre un estudio fotográfico y comienza a trabajar intensamente aunque ganando lo justo para vivir.

raota_4

Convencido de su valor, lleva sus fotografías a Buenos Aires donde es invitado a exhibirlas en la apertura de una exposición. Este fue el impulso necesario para enviar sus obras a cuantas exposiciones nacionales e internacionales podía.

En 1958 participa por primera vez en un concurso fotográfico en el pueblo donde reside y gana el primer premio. Desde ese momento su carrera es meteórica y allí donde se presenta siempre obtiene algún trofeo. Entre este año y 1986 alcanza una cifra record de premios como nadie más en toda la historia de la fotografía de competición haya conseguido jamás. Poco después comienza a funcionar en Buenos Aires el Instituto Superior de Arte Fotográfico, dirigido por él y secundado por un selecto cuerpo de profesores, dirección que ocupó hasta su fallecimiento en 1986.

Con el correr de los años Pedro Luis Raota desarrolló un estilo muy personal. En sus fotografías, los fuertes acentos de luz resaltando sobre un fondo oscuro, han llegado a ser prácticamente su sello de identidad. Cualquier observador que tenga contacto diario con material fotográfico, y aún los no expertos en la materia, pueden reconocer, a primer golpe de vista, la marca personal de este maestro.

A pesar de su muerte repentina el 4 de marzo de 1986, hoy en día sigue siendo considerado como uno de los diez mejores fotógrafos del mundo y, aún teniendo en su haber incontables premios otorgados por jurados de los cinco continentes, su arte y creación continúan sorprendiendo por su amor, realismo y crudeza.

Allá en Buenos Aires ha quedado su hijo José Luis, dirigiendo la empresa que Raota creara pocos años antes de morir. José Luis sigue difundiendo la obra de su padre por todo el mundo a través de exposiciones y de su página web.