8 planes para hacer en Puerto Real en primavera

Te proponemos ocho planes para que disfrutes de la primavera en Puerto Real, del arte en la calle, de nuestra cultura, con algunas de nuestras grandes fiestas como son la Semana Santa o la Feria de la Primavera. También para que descubras nuestra gastronomía más tradicional, sobre todo productos de estas fechas tan señaladas, te proponemos probar las “Torrijas”, los “Roscos de Semana Santa” o la “Leche Frita”.

Os proponemos también que disfrutéis de nuestra naturaleza durante este periodo, ya que se dan las condiciones perfectas para poder observar  diferentes aves estacionarias y la flora típica de esta época del año.

Durante estos meses contaremos con varios eventos muy interesantes como son la I Ruta de las Tortillas de Camarones de Puerto Real o la vuelta a nuestro Teatro Principal del mejor jazz internacional.

Estos planes te ayudarán a conocer mejor nuestra gastronomía, nuestra cultura y nuestra naturaleza.

Ven a descubrir un entorno natural único, un Conjunto Histórico con un marcado aire colonial, cultura y patrimonio, y una gastronomía diversa, tradicional y de vanguardia.

I Ruta de las Tortillas de Camarones de Puerto Real

Del viernes 12 al domingo 21 de abril.

Se pone en marcha desde la Delegación de Turismo, la “Primera ruta de las tortillas de camarones de Puerto Real”.

En esta primera edición participarán un total de ocho bares y restaurantes que ofrecerán, al precio de dos euros, una tortilla de camarones clásica y otra, especialidad de la casa. Además, gracias a la colaboración de Cerveza La Piñonera, quienes quieran podrán combinar este producto con la cerveza Pale Ale a un precio también especial.

 

 

 

Semana Santa 2019

Del sábado 13 al domingo 21 de abril.

La Semana Santa de Puerto Real es la conmemoración de  la Pasión y la Resurrección de Jesucristo por la iglesia católica en Puerto Real, donde entrarían todas las procesiones y eventos especiales que se realizan entre el Sábado de Dolores y el  Domingo de Resurrección todos los años.

Se tiene constancia con seguridad que las conmemoraciones de la Semana Santa en Puerto Real se celebrarían desde su misma fundación en 1483, y se tiene constancia de que la hermandad más antigua de la villa, la hermandad de la Veracruz está instituida desde 1551.

 

Gastronomía tradicional

Aprovechando la época de cuaresma , os recomendamos probar las torrijas de nuestras pastelerías. La torrija es el dulce por excelencia en Cuaresma y Semana Santa en gran parte de España. Aunque la torrija más típica es de leche, en algunos establecimientos se elaboran unas deliciosas torrijas de vino, otras con chocolate y otras especialidades.

Otros de los dulces típicos en estas fiestas son la leche frita tradicional o los Roscos de Semana Santa, que son una preparación de respostería  típica de la cocina andaluza.​ Los ingredientes más típicos son la harina, huevos y toda la masa aromatizada con matalahúva (a veces con canela).

 

 

 

 

Campus Jazz Puerto Real

El 26 de abril a las 21h la Universidad de Cádiz y del Ayuntamiento de Puerto Real vuelven a convertir el Teatro Principal en un templo del mejor jazz. La cantante Sheila Jordan será la encargada de inaugurar esta decimosexta edición.

Jordan es una cantante de extraordinaria originalidad, se inició como cantante en los años 40 en Detroit, desde entonces se ha movido por el mundo con su música, ha sido galardonada con numerosos premios y ha participado en los festivales más importantes de Europa, EEUU, Japón, América del Sur y Australia.A sus 90 años, mantiene la esencia de un estilo que la ha convertido en la última representante viva de la época dorada del jazz vocal.

 

Orquídeas en Flor

Las orquídeas son de las flores más bonitas que nos trae la primavera, estas florecen a partir de abril debido a que la temperatura ideal para poder hacerlo ronda los 18º.

Puerto Real era conocido como el paraíso de las orquídeas debido a que muchas de las especies de esta planta se encuentran repartidas por todo el municipio, como por ejemplo en Las Canteras o en La Algaida. Os invitamos a pasear por estos lugares para poder conocer desde primera mano la belleza de esta planta.

 

 

Observación de Aves o Birding

Puerto Real es una zona excepcional para la observación de aves o birding, por ello os animamos a aprovechar las buenas temperaturas que nos trae la primavera y os proponemos nuestra Guía de Birding disponible en nuestra web en la que se recogen 9 rutas de birding diferentes y 38 puntos de observación distintos en los que se pueden observar más de cien especies de aves.

 

 

Cruces de Mayo

Una de las tradiciones más coloridas de Puerto Real es el Concurso de Cruces de Mayo, que en este año 2019 tendrá lugar los días 3, 4 y 5 de mayo. Esta tradición logra que los patios y las calles de nuestra villa se llenen de alegría y color con los adornos con las cruces llenas de flores. Estas cruces se ven acompañadas de los primeros acordes flamencos que sirven como preludio a la Feria de la Primavera.

 

 

 

Feria de la Primavera 2019

Desde el miércoles 5 al lunes 10 de junio.

La Feria de Primavera de Puerto Real es una de las más antiguas de Andalucía. Su origen data de 1843 y, desde entonces, el recinto ferial se convierte en una ciudad en miniatura donde disfrutar de las tradiciones, la música, el baile y la alegría que se condensa en cada rincón del ferial.

El recinto de Las Canteras es el corazón de Puerto Real y en él podrás disfrutar de los menús saludables de nuestras casetas de ferias, de un espectáculo ecuestre en plena naturaleza, de una feria accesible, adaptada para personas con movilidad reducida y conectada por transporte público con toda la Bahía de Cádiz.

de buen comer…

Sin duda uno de los mayores atractivos turísticos de Puerto Real es su rica y variada oferta gastronómica, que unida a la calidad de los establecimientos, hacen de Puerto Real el mejor destino gastronómico de la Bahía de Cádiz.

Puedes elegir entre toda la oferta de restaurantes, bares y cafeterías que tenemos para ti.

La cocina puertorrealeña es una cocina de mar, aunque con fuerte presencia de productos de las huertas o de la campiña.

A esto debemos unir influencias procedentes de las distintas culturas que han pasado por este lugar y a las distintas mezclas de pueblos que se han dado no ya solo en Puerto Real sino en todo el ámbito de la Bahía Gaditana y que han influido de forma decisiva en la gastronomía tradicional.

Por ejemplo la utilización de la miel, la almendra o las especias por los árabes, sobre todo en la repostería, o la pasta en algunos platos por los italianos, que aquí se asentaron a lo largo de toda la Edad Moderna y que dieron lugar a la instalación de alguna que otra fábrica de fideos en la localidad.

Los piñones, tan característicos de la cocina de interior, forman parte también de la cocina de Puerto Real y están presentes en diferentes elaboraciones como la perdiz piñonera.

Pero la estrella de la cocina puertorrealeña y la que le ha dado fama son sus pescados de estero: a la plancha, fritos, en guisos, en tartera, a la espalda, a la sal, a la teja… Distintas elaboraciones que convierten doradas, sargos, robalos, lenguados o mojarras de estero en un auténtico deleite para el paladar.

También los mariscos, muergos, almejas, cangrejos y camarones del porreo, forman parte de la mesa de Puerto Real.

Sin lugar a dudas nuestra gastronomía es rica y variada, y sobre todo se caracteriza por esa mezcla existente entre productos de la tierra y del mar. Incluso se decía que el rey Fernando VII en el siglo XIX durante su estancia en Cádiz frecuentaba el ventorrillo del “Chato” para degustar los vinos y el pescado de la zona.

Algunos ejemplos de nuestros platos locales más tradicionales son la perdiz a la piñonera, las papas con cazón, la ropa vieja, las almejas a la marinera, el arroz con muergos, la berza de habichuelas verdes y calabaza o las tortillitas de camarones, entre muchos otros.

un poco de historia…

Aunque la Villa fue fundada el 18 de junio de 1483 por los Reyes Católicos, que buscaban un lugar de salida al mar para la conquista de Granada y la expansión hacia el Norte de África, existen vestigios arqueológicos precedentes. El más antiguo, el de “El Retamar”, data del Neolítico.

En el término municipal abundan yacimientos de la época romana. Desde el siglo II a.C hasta el siglo III d.C fueron empleados recursos naturales como leña y arcillas para la producción e importación de ánforas, siendo utilizados los cursos de agua más importantes para el transporte de vino y salazones hacia alejadas ciudades del Imperio Romano. En la propia Roma, en el Monte Testaccio han sido identificadas abundantes ánforas procedentes de Puerto Real.

También se han encontrado restos de hornos en varios puntos de la ciudad, ya que la zona era un importante centro de producción alfarera, además de restos de una villa romana con un mosaico de Baco de enormes dimensiones, que actualmente se expone en el Museo de Cádiz, y vestigios de un acueducto romano.

Algunos autores sitúan en el actual término de Puerto Real el enclave romano de “Portus Gaditanus”, cuya localización exacta sigue siendo objeto de debate hoy en día. Sea como fuere, existe evidencia de poblamiento humano continuado desde la Antigüedad en el actual término municipal.

El traslado a Cádiz de la Casa de la Contratación y del Consulado de Cargadores a Indias en el período comprendido entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII, supuso el inicio etapa de mayor esplendor de la historia de Puerto Real, que se beneficia del desarrollo del comercio gaditano con los territorios americanos.

El siglo XVIII es, pues, testigo del desarrollo económico de Puerto Real y del que más adelante se convertiría en uno de los protagonistas del siglo XIX de Puerto Real, la Isla del Trocadero, puerto de carga de la Carrera de Indias situado en el término municipal de Puerto Real, y plaza clave en la en el siglo XIX español.

Precisamente, el siglo XIX está marcado, como en el resto de la Bahía de Cádiz, por la Guerra de la Independencia y la posterior invasión a cargo del ejército francés denominado los Cien Mil Hijos de San Luis.

El ejército francés haría de la Villa de Puerto Real su base para la invasión de la provincia. La ocupación francesa, que asentó su campamento en La Algaida, se alargó entre julio y septiembre de 1823, y supuso la práctica destrucción de la ciudad.

El 31 de agosto de 1823, las tierras de Puerto Real fueron escenario de la Batalla de Trocadero, una acción bélica extremadamente sangrienta para ambos bandos, pero que se saldó con la victoria francesa tras el asedio a la mencionada Isla del Trocadero.

En el Trocadero se encontraba situado el fuerte de San Luis, que era parte de las defensas de la Bahía de Cádiz.

En lo que hoy es un excelente lugar para el anidamiento y la observación de aves y un balcón privilegiado a la Bahía de Cádiz, aún son visibles los restos de esa batalla, como el Castillo de San Luis, el Castillo de Matagorda o el Caño de Cortadura, que no es más que un canal que fue construido por los españoles para evitar que la artillería francesa bombardeara Cádiz.

La caída de Cádiz tras la Batalla del Trocadero fue repetida hasta la saciedad, ya que implicaba la rendición de la zona que resistió con anterioridad las tropas del mismísimo Napoleón.

En la época, el Trocadero era asociado con un lugar hostil que al final fue sometido. Para conmemorar la victoria, en París se dio el nombre de la isla a la famosa plaza del Trocadero y a los jardines ubicados junto al río Sena y al otro lado de la Torre Eiffel. Incluso el Arco del Triunfo de París se denominó temporalmente Arco del Trocadero.

Tal fue la importancia de esta contienda para la Francia de la época, que incluso Víctor Hugo hizo referencia a esta batalla en “Los Miserables”, una de sus obras más célebres.

En cualquier caso, hoy día, el Trocadero es además de un excelente enclave histórico, una puerta al Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Y es que la Villa cuenta con una importante oferta medioambiental.

Destaca de Puerto Real el desarrollo a lo largo del siglo XX de las industrias naval y aeronáutica, con sus dos buques insignia, Navantia y Airbus, testigos de excepción de la transformación industrial de Puerto Real.