RUTA PUERTO REAL Y EL MAR

Las aguas de la Bahía de Cádiz, que bañan Puerto Real, han sido siempre uno de sus mayores atractivos. Os invitamos a una ruta para descubrir el frente marítimo de Puerto Real, su historia y su presente, su riqueza natural y sus espléndidas vistas.

1 CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LA CULTURA DE PUERTO REAL

El Centro de Interpretación de la Cultura de Puerto Real es un espacio museístico diseñado para conocer la historia, el pasado más reciente y el presente de la ciudad, cómo son sus habitantes, sus vivencias, sus costumbres y su manera de ser. Una forma perfecta de iniciar la visita turística a Puerto Real.

reina_de_corazones_1452680736

2 PLAYA BALNEARIO DE LA CACHUCHA

La Cachucha es una playa urbana conocida por los efectos beneficiosos para la salud de sus fangos. La playa es un espacio tranquilo e ideal para los más pequeños que sorprende por la amplitud de sus mareas.

DSC_0643b

3 MUELLE FORTIFICADO | FORTIFIED PIER

A partir de un muelle preexistente del siglo XVI, el arquitecto Torcuato Benjumeda fue el encargado de su fortificación en el siglo XVIII para cubrir las necesidades del puerto de la ciudad como parte del sistema de aprovisionamiento de materiales de construcción y otras mercancías en el marco del traslado en 1717 de la Casa de Contratación a Cádiz. Además, podía servir como espacio de primera defensa frente a posibles ataques marítimos.

IMG_20171106_223107_438

4 CAM, PASEO MARÍTIMO Y CENTRO CULTURAL | MARITIME FRONT

Se trata de un espacio público, diseñado por el Premio Nacional de Urbanismo, José Seguí, cuya traza, capacidad de abstracción y escala, se encaja en la del espacio público principal, definiéndolo, y en el paisaje desde el mar. Se trata de un espacio de gran calidad arquitectónica implantado de forma aislada cuyo carácter moderno contrasta con el del Conjunto Histórico Artístico adyacente, visibilizándolo.

ruta

5 HORNO ROMANO DEL GALLINERO

El proceso de romanización, desde finales del siglo III a finales del I a.n.e., supone la ocupación extensiva del territorio de Puerto Real y la proliferación de asentamientos rústicos, talleres de producción de cerámica cuyos productos pueden ser rastreados en varios puntos del imperio. El del Gallinero es un horno circular de ánforas romanas datado dentro del primer cuarto del siglo I d.n.e. y cuya producción es casi totalmente de ánforas de salazón.